Opinión

2016    2015    2014    2013    2012    2011
 

El electorado y su voto a nivel subnacional
Piero Escobar
05 de octubre de 2014

Un tema que muchas veces se menciona, y ha caracterizado a estas elecciones municipales y regionales, es la elección o reelección de candidatos que presentan un perfil cargado de aspectos negativos, principalmente vinculados a casos de corrupción, algunos aún judicializados y en investigación. Generalmente, algunas de las opiniones vertidas sobre este hecho se remiten a la ignorancia del electorado, refiriéndose a estos electores irracionales al momento de votar. Sin embargo, la dinámica del voto responde a variables mucho más complejas que las mencionadas. De esta manera, a lo largo de este breve artículo, se presenta un acotado acercamiento al análisis de esta dinámica en el marco de este proceso electoral.

En el 2007, Alberto Vergara presentó un libro titulado “Ni amnésicos ni irracionales. Las elecciones peruanas de 2006 en perspectiva histórica” (Lima, Solar, 2007). En el cual analiza el comportamiento del electorado durante las elecciones presidenciales del 2006. A través del texto se plantea que el elector toma decisiones en torno a sus propios intereses y demandas. En el caso de la segunda vuelta entre Alan García y Ollanta Humala, la polarización de las propuestas no reveló la irracionalidad de un grupo, sino la existencia de intereses distintos por parte de una gran parte de la población.

En ese sentido, el electorado no se presenta como un grupo con un accionar carente de sentido, sino como una agrupación de individuos, con una serie de intereses propios y que se sitúan dentro de determinado contexto. En el caso de las elecciones a nivel nacional, este contexto presenta una serie de candidatos acompañados de propuestas, las cuales a pesar de nunca ser cumplidas generan expectativas a nivel social.

En el caso de las elecciones regionales y municipales este contexto cambia. La población, al igual que las demandas, no es tan heterogénea como a nivel nacional, y se circunscribe en un espacio más reducido geográfica y demográficamente. En ese sentido, la relación entre el candidato y los votantes es mucho más directa. Aun así, el proceso de toma de decisiones se mantiene dentro de un marco de preferencias y demandas. A nivel regional y municipal destacan varios candidatos cuestionables por sus antecedentes o su condición actual. Casos como el de Gregorio Santos en Cajamarca, Humberto Acuña en Lambayeque y Castañeda en Lima, son claros ejemplos de ello [1]. Independientemente de los problemas de corrupción a nivel subnacional, que ameritarían un análisis aparte [2].  De estos candidatos mencionados, los tres han liderado encuestas con alta intención de voto.

Sobre el caso de Castañeda se han presentado distintos análisis o puntos de vista sobre su sólida posición en las encuestas, particularmente a partir de los resultados en torno al número de personas que votarían por él, a pesar de que robe pero haga obras. Un análisis al respecto, y entorno a lo presentado anteriormente, también puede ser compartido con los otros dos casos mencionados.

En el caso de Gregorio Santos, se ha afirmado cómo este pudo tener una mayor llegada, a través de una serie de actores (como organizaciones, sindicatos, entre otros) con las bases sociales de la población [3]. A través de  un acercamiento entre el nivel político y el social, que no solo le permitió liderar la movilización en torno al Proyecto Conga durante fines del 2011; sino, adquirir un soporte político para sus proyectos. Si bien estos no recibieron  mucha importancia a nivel nacional, sí le permitieron mantener una cercanía clara con la población de Cajamarca, a pesar de encontrarse seriamente cuestionado por temas de corrupción, lo cual se ve reflejado en las encuestas [4].

Con Humberto Acuña, la situación es similar, pero un poco más compleja. Recientemente se ha publicado el libro “Becas, bases y votos" (IEP, 2014) de Rodrigo Barrenechea, donde se analiza el éxito del partido Alianza para el Progreso (APP) para su consolidación en el norte del país y su actual crecimiento a nivel nacional. El libro presenta el rol del consorcio universitario y su relación con el partido como un aspecto clave para el desarrollo de redes que permitían un mayor acercamiento de APP hacia la población [5]. Esto ha permitido el buen desempeño del partido dentro de las elecciones, a pesar de no contar con ciertos aspectos claves como liderazgos fuertes o una propuesta ideológica, como sucede con Humberto Acuña en Lambayeque.

Estos dos casos presentan dos puntos claves en común, por un lado se tratan de casos seriamente cuestionados por casos de corrupción y por otro ambos llegan a ser reelegidos a pesar de este aspecto. Por otro lado, una variable transversal de ambos casos, es el acercamiento, a través de determinadas vías, entre el candidato y la población. Ya sea desde la cercanía a actores importantes dentro de la región o con la ayuda de una organización clave para el desarrollo de redes que reduzcan las brechas entre la autoridad y el electorado. Cabe señalar que el nivel de aceptación no radicaría simplemente en este acercamiento, sino que juega un papel importante la legitimidad que estos candidatos han construido previamente. En el caso de Santos, a través de la movilización con el Proyecto Conga y Acuña con el rol del sector educativo y el fortalecimiento de APP a nivel regional. Lo cual además se sitúa en el ya conocido contexto de ausencia de partidos y debilidad de las instituciones políticas.

En conclusión, las decisiones de los electores se introducen en determinados contextos donde priman sus intereses. En el caso de las elecciones a nivel subnacional, estos contextos generan incentivos para la toma de decisiones del electorado, en  los casos presentados resalta la cercanía entre el ámbito social y el político, manifestado a partir de algún liderazgo o partido. Generalmente, en contextos de ausencia de canales entre estos dos ámbitos, la consolidación de un partido o un líder se dificulta, pues el electorado busca en su voto un representante que logre canalizar sus demandas y responder a sus intereses. Al cumplir estas condiciones, la valoración que se le da a este acercamiento, el cual se manifiesta ya sea liderando una movilización o promoviendo “desarrollo educativo”, es mucho mayor que la que recibe algún aspecto negativo, como los casos de corrupción. Debido a lo cual estos candidatos cuentan con un alto soporte electoral, independientemente de sus perfiles.

[1] “Los presidentes regionales más cuestionados que serán elegidos este 5 de octubre”. Útero. 30 de septiembre 2014. http://utero.pe/2014/09/30/estos-son-los-presidentes-regionales-mas-cuestionados-que-seran-elegidos-este-5-de-octubre.

[2] “PJ publica lista de presidentes regionales acusados de presunta corrupción”. RPP. 9 de julio de 2014. http://www.rpp.com.pe/2014-07-09-pj-publica-lista-de-presidentes-regionales-acusados-de-presunta-corrupcion-noticia_706525.html

[3] Mauricio Zavaleta. “Elecciones en Cajamarca ¿nuevo escenario del conflicto minero?”. PuntoEdu. 03 de octubre de 2014. http://puntoedu.pucp.edu.pe/opinion/elecciones-cajamarca-nuevo-escenario-conflicto-minero/

[4] Juan Arribasplata y Martha Carrasco. “Cajamarca: Cuestionan encuestas que dan victoria a Gregorio Santos en primera vuelta” NoticiasSer.  http://www.noticiasser.pe/01/10/2014/cajamarca/cajamarca-cuestionan-encuestasque-dan-victoria-gregorio-santos-en-primera-vuelt

[5] Rodrigo Barrenechea. PuntoEdu, año 10, número 323: 7. https://es.scribd.com/doc/241356800/PuntoEdu-Ano-10-numero-323-2014

 

 

 

 

   

 

 

 
 
 
Asociación Civil Politai
Integrada por estudiantes de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú
E-mail : informes@politai.pe
Diseño web por :