Opinión

2016    2015    2014    2013    2012    2011
 

Integridad territorial del Reino Unido en peligro: Independentismo escocés e independentismo norirlandés
Camila Bendezu
13 de julio de 2016

 

"El nacionalismo no es el despertar de las naciones hacia su conciencia propia: inventa naciones donde no las hay"
  Ernest Gellner (1925-1995)

 

Los resultados del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea  arrojaron que solo un 48.1% de la población (16.577.342) votó a favor de permanecer en mencionada organización[1]. A simples rasgos se podría deducir que existe un  gran consenso por parte de los ciudadanos británicos acerca de la salida de su país de la Unión Europea, sin embargo esta premisa sería un craso error si únicamente se considera como referente el voto a nivel nacional. También existen otras variables (tales como el voto emitido por  grupos de edades, nivel social, sexo, región y religión) que hacen que la comprensión  del  proceso resulte más complejo[2].

Las naciones donde se obtuvieron resultados a favor de la permanencia en la UE fueron Escocia e Irlanda del Norte, también en el territorio de Gibraltar el resultado fue del 95% en contra del BREXIT. Las 32 circunscripciones de Escocia han votado a favor de seguir siendo miembros de la UE, convirtiéndose en el reino que apoya con más fuerza el 'remain': un 62% de los escoceses ha apostado por esta opción frente a un 38% que ha votado a favor del Brexit.  Asimismo,  el 56% de la población de Irlanda del Norte votó por la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea[3]. Por otra parte, cabe resaltar que a pesar de que Londres queda en Inglaterra, en contraste con toda esa región, una abrumadora mayoría votó por la permanencia en la UE.

El  tema del voto por regiones puede ser condicionado por factores económicos (principalmente Escocia  e Irlanda del Norte argumentan que necesitan pertenecer a un bloque de paises que tengan los mismos intereses económicos para poder desarrollarse)[4] y por  efectos del resurgimiento de las causas independentistas.Prueba de ello es el liderazgo del Scottish National Party (SNP) en Escocia. 

Respecto a los efectos económicos del Brexit, podrían tardar poco en notarse. En el caso de Irlanda del Norte, la menor de las cuatro economías británicas es receptora neta de fondos europeos. “La agricultura se iría al traste si se produce el Brexit”, opina Michelle Gildernew, diputada en la Asamblea norirlandesa por el republicano Sinn Féin.[5]

Ahora, para hacer referencia de las causas independentistas primero se debe hacer un breve recuento de las expresiones de los líderes de aquellos territorios en donde el voto a favor de la permanencia fue positivo, esto permitirá conocer si la coyuntura  les resultara redituable para los motivos mencionadas en el inicio.

La Primera Ministra Principal de Escocia, Nicola Sturgeon, a raíz de los resultados exclamó que las probabilidades de efectuarse una segunda referéndum de independencia eran muy altas.[6]Su homólogo de Gibraltar, Fabian Picardo, rechazó rotundamente la salida de la UE pero no abrazará ninguna causa independentista[7]. A diferencia de ellos la Primera Ministra de Irlanda del Norte, Arlena Foster, se mostró a favor  del BREXIT: ella considera que se reducirán las tarifas que se le impuestas en las empresas[8].

Por el momento la amenaza a la integridad sería un nuevo referéndum de Escocia, El BREXIT podría capitalizar la insatisfacción de la población escocesa que siente que comparten más vínculos con la Unión Europea. El primer referéndum se realizó en el 2014: un 55,3% de la población se mostró en contra de la independencia frente al 44,7%. [9].

 La lideresa del SNP y Ministra Principal de Escocia ha entablado  conversaciones presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, para intentar buscar fórmulas para la permanencia de Escocia en la UE.[10] Empero, ante un hipotético caso en el que Escocia consiga la independencia su ingreso a la UE no sería automático.[11]

Asimismo, a nivel regional,  imaginando un posible escenario en el que Escocia es aceptada en la UE  Cataluña, País Vasco y otras regiones podrían tomarlo como referencia para sus causas independentista, de esta forma  poniendo en peligro el destino de la UE y la integridad de sus territorios.

A manera de conclusión, a  pesar de que en Irlanda del Norte ni en Gibraltar se ha expresado algún interés en iniciar algún un referéndum independentista, esta situación podría ser aprovechada por sectores ligados a causas independentistas que verían concretados sus proyectos en desmadro de la integración  Reino Unido.

 

[2] Para más información de cómo se distribuyó el voto revisar el siguiente enlace : http://lordashcroftpolls.com/2016/06/how-the-united-kingdom-voted-and-why/#more-14746

 

**La Asociación Civil POLITAI agradece a Camila Bendezu, estudiante de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú, por publicar su artículo en este medio. La Asociación no comparte necesariamente las opiniones del autor.

 

 

 

 

   

 

 

 
 
 
Asociación Civil Politai
Integrada por estudiantes de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú
E-mail : informes@politai.pe
Diseño web por :