Opinión

2016     2015     2014    2013    2012    2011

¿Cuál será el futuro del Movadef?
Esteban Valle-Riestra Padró
2 de febrero de 2012.

La batalla legal que libró el Movadef para conseguir su inscripción en el Registro de Organizaciones Políticas parece estar finalmente perdida. Mientras la dirigencia informaba la decisión de desistir en el intento de llevar adelante este trámite, denunciando un “giro hacia la militarización del gobierno”,  la DIRCOTE a su vez anunciaba que iniciará investigaciones a parte de su militancia por delitos de apología al terrorismo. Sin embargo, ¿la derrota y la persecución significarán la próxima desaparición del movimiento? ¿La derrota final y definitiva de Sendero Luminoso? (1)

La pregunta se vuelve necesaria, pertinente y oportuna en esta coyuntura en la que las columnas del camarada Artemio han incursionado en un centro poblado de la región de San Martín, llamando también a que se abra una amnistía general como la que demanda el Movadef, y más aún cuando importantes senderistas como Osman Morote y Maritza Garrido Lecca están cerca de cumplir sus condenas y salir de prisión.

El futuro se ve opaco y elusivo. Pero para responder a la pregunta que encabeza este artículo, es necesario en primer lugar hacer una aclaración. En las últimas semanas, derivado de los temores surgidos a raíz del intento de inscripción, muchos han caracterizado al Movadef como un brazo legal del denominado “Partido Comunista Peruano - Sendero Luminoso” (PCP-SL), basándose en el Marxismo, Leninismo, Maoísmo, Pensamiento Gonzalo que estos suscriben como ideología. ‘Fachada de Sendero’ ha sido el término más recurrente, y diversos argumentos y evidencian han sido señalados por distintos analistas y expertos para exponer el vínculo que existe entre los dos organismos.

A pesar de la innegable relación de parentesco paternal entre Sendero y el Movadef, decir que este es un equivalente, sin matices ni distinciones, de la organización terrorista es un error recurrente. Por ejemplo, si bien cuadros importantes del movimiento, como uno de sus secretarios, Alfredo Crespo, están vinculados a Sendero, e incluso cumplieron condena en las prisiones del país por ello, el otro co-dirigente, Manuel Fajardo, es un “outsider” para los miembros de la organización terrorista, los cuales no sabían de su existencia hasta su aparición el año 2003 (2).

Asimismo, otra parte importante de la dirigencia del movimiento, y la mayor parte de la militancia, no son parte del PCP-SL. Lo cual no significa que estos últimos no expresen sus simpatías, pero tampoco que estén impedidos de formular críticas o plantear observaciones hacia aquel “partido”.


Simpatizantes del Pensamiento Gonzalo, ahora, hay más de un tipo. Prueba de ello es no solo la existencia de dos grupos distintos aún alzados en armas en la espesura de la selva peruana (VRAE y Huallaga), sino también la circulación en Lima y provincias de distintos panfletos, diarios y revistas de grupos que señalan seguir esta ideología, que incluso cooperan, compiten y –en ocasiones- se atacan entre sí.


El Movadef, como lo señalan los miembros que lo conforman, tiene un carácter de ‘Frente Único’. Es un movimiento que recoge la demanda por una amnistía general “que resuelva los problemas derivados de la guerra”,  que procede del “análisis de la realidad objetiva” realizado a través del Pensamiento Gonzalo, el cual exige en la actualidad “lucha política y no armada” (3). No es el objetivo de este artículo ahondar sobre las implicancias que tiene ni la lógica que se halla detrás de esta formulación, sino señalar que esta es tan solo la bandera bajo la que se agrupa la mayor parte del polo más radical de la izquierda peruana, es decir, la que simpatiza con esta ideología.

En este, a pesar de todo, reducido cosmos, el PCP-SL es tan solo una de las facciones que derivaron del el gran cisma que ocurrió a partir de la captura de Abimael Guzmán, y que fueron multiplicándose a partir de los años. El PCP-SL, es precisa nuevamente la aclaración, representa tan solo la facción más fanática, creyente y apegada a Guzmán. Ellos se agrupan hoy, junto con los otros grupos, en este proyecto Movadef.

Por ello, el Movadef no debe su existencia a un grupo en particular. El Movadef debe su existencia  al Pensamiento Gonzalo. Por ello, el futuro del movimiento, y en consecuencia de la demanda que se impulsa en favor de una amnistía general, está ligada a la supervivencia de este pensamiento.

El Movadef seguirá existiendo a pesar de los miembros de Sendero Luminoso, de Crespo y Fajardo, de Artemio, o incluso de los remanentes del VRAE. Existirá mientras sea posible encontrar personas que crean que lo sucedido durante la etapa de violencia fue una guerra, y que la amnistía es la forma de cerrar ese capítulo sangriento. Pero sobre todo, seguirá vigente mientras haya jóvenes que piensen, con un fanatismo religioso, que los problemas del país solo podrán ser solucionados mediante la aplicación de este pensamiento.

El gobierno, y sobre todo la sociedad civil, deberán plantearse pronto qué hacer con los seguidores del Pensamiento Gonzalo. No bastará con un plan educativo que muestre a las futuras generaciones el terror del pasado, para ellos ausente y lejano; con un rastrillaje milimétrico en la espesura de la selva;  ni con la exclusión de la vida política, o el eterno confinamiento en los penales de sus adeptos.

Ellos cada vez más ganan espacios en las universidades, en los pueblos de las fronteras, en las protestas sociales; aquellos espacios olvidados por nuestra precaria democracia. Será necesario encontrar, por ende, nuevas formas de blindarla.

* La Asociación Civil POLITAI agradece a Esteban Valle-Riestra (PUCP) por publicar su comentario en este medio. La Asociación no comparte necesariamente las opiniones del autor.

Notas:

1. Este artículo es parte de una investigación en curso a ser presentada como tesis de licenciatura. Las afirmaciones que se expresan aquí están basadas en entrevistas con los dirigentes y militantes del Movadef; panfletos, periódicos y revistas oficiales; y también recientes entrevistas con miembros de Sendero Luminoso en las cárceles.

2. Cuando se abrió el juicio civil contra Abimael Guzmán.

3. Ver Lamula.pe – El presente de Sendero Luminoso: http://lamula.pe/2011/05/17/movadef-el-presente-de-sendero-luminoso/esteban2500

Asociación Civil Politai
Integrada por estudiantes de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú
E-mail : informes@politai.pe
Diseño web por :