Opinión

2016    2015    2014    2013    2012    2011
 

"Necesitamos entendernos como país"
El papel de la Cultura al iniciar el nuevo gobierno 

Paloma Carpio Valdeavellano
03 de agosto de 2016

     

Cada cambio de gobierno acarrea amplias expectativas. Por ello, el proceso de transferencia de los diferentes sectores requiere de mucho tino, transparencia y rigor. En el caso del Ministerio de Cultura, al ser el ente rector en un campo tan amplio, pero difícil de comprender, el desafío es mucho mayor. El rol del Ministerio de Cultura implica no sólo la enorme responsabilidad de proteger y poner en valor de nuestro vasto patrimonio- sino (y sobre todo) atender a aspectos tan sensibles y complejos como la configuración e interrelación entre las múltiples expresiones identitarias, los imaginarios en torno a éstas y las taras que como sociedad arrastramos y que nos hacen tan permeables, por ejemplo, a la discriminación y el autoritarismo. No cabe duda que para lograr transformaciones profundas en nuestra sociedad, para superar la exclusión y desigualdad que nos caracteriza, debemos entender la Cultura como un aspecto transversal y determinante.

Los actores que conforman el sector cultura son también muy diversos. Desde pueblos indígenas, hasta productores cinemátográficos han seguido con atención las noticias sobre las decisiones del nuevo gobierno en torno al Ministerio de Cultura. Una primera señal de la atención adecuada al sector cultura por parte de Peruanos Por el Kambio, fue la designación de Carlos Alza como presidente de la Comisión de Transferencia. Por sus amplios conocimientos en gestión pública, por su experiencia en temas asociados a pueblos indígenas e interculturalidad, y por ser una persona con una vocación profunda por el arte, configuraba un perfil que ofrecía garantías de un proceso en el que el Sector Cultura deje de ser “la última rueda del coche”.

Carlos Alza lideró un equipo de trabajo del cual tuve el honor de ser parte y que se esmeró por transmitir, del modo más ordenado y claro posible, información y orientaciones que permitan a las nuevas autoridades designadas atender -no sólo lo urgente- sino aquello que es necesario priorizar para lograr políticas que impacten directamente en la calidad de vida de todos los peruanos. En un artículo publicado en el diario El Comercio el lunes 1 de agosto, Carlos Alza plantea acertadamente que “la transferencia de gobierno es un acto técnico, político y ético” y es por estos aspectos que su designación como presidente de la Comisión de Transferencia resultaba muy pertinente. Por mi experiencia previa como funcionaria del Ministerio de Cultura entre los años 2012 y 2014, puedo decir que- justamente- uno de los motivos por los cuales el Ministerio de Cultura parecía mantenerse al margen de las estrategias de inclusión social que el gobierno saliente proponía, ha sido por las limitaciones para entender las dimensiones políticas y éticas de la gestión pública de la cultura.

Es por estas dimensiones políticas y éticas que el proceso de transferencia debía implicar no sólo la revisión formal de los formatos solicitados por la Contraloría a la gestión saliente, sino un diálogo abierto y transparente con quienes han venido gestionando, pese a las dificultades, las distintas direcciones y áreas que conforman el Ministerio de Cultura. A partir de estos espacios diálogos entre los miembros del “equipo revisor” y las autoridades del Ministerio de Cultura fue posible identificar conjuntamente los principales desafíos y barreras a superar para lograr políticas de fortalecimiento al sector, que implican – por supuesto- mayor asignación presupuestal, fortalecimiento de las Direcciones Desconcentradas de Cultura y, principalmente, políticas que respondan a objetivos de Estado.

Una de las condiciones fundamentales para lograr dicho fortalecimiento es que la cultura esté muy presente en el discurso y las estrategias del nuevo gobierno. Es decir, que se reconozca e incorpore a la cultura como un aspecto transversal para la visión de desarrollo esperado para el país. Es por ello que ha resultado muy positivo que en el primer mensaje a la nación del presidente Pedro Pablo Kuczynski se haya señalado los desafíos que tenemos como país y que tienen a la cultura como un factor determinante. La recurrencia de conceptos como “diálogo”, “oportunidades”, “bien común”, “respeto al otro”, “superación de toda forma de discriminación” y la referencia explícita a la enseñanza de las artes como parte de la Educación Básica, son señales positivas de comenzar a superar la idea de “desarrollo” asociada exclusivamente al crecimiento económico, aproximándonos a un enfoque de Desarrollo Humano que pone a la persona como centro y en el cual la cultura tiene un papel fundamental.

“Necesitamos entendernos como país, enfrentar los conflictos con diálogo, no con enfrentamiento” fue una de las ideas transmitidas por el Presidente de la República en el mensaje a la nación ya referido. Entendernos como país implica reconocer nuestra diversidad, hacer esfuerzos por comprender y valorar las diferentes formas de vida de nuestros pueblos, garantizar oportunidades para todas y todos, reconociendo la necesidad de que la presencia del Estado a nivel descentralizado se de con pertinencia y adecuación cultural. De este modo, el Ministerio de Cultura cumpliría un rol articulador en la implementación de políticas transversales que garanticen el respeto y la participación de los diferentes grupos que conforman la nación.

Este es también el mensaje que transmite la idea republicana recuperada por el Presidente Kuzcynski y transmitida en su mensaje de Fiestas Patrias: “firme y feliz por la unión”. Lograr la unión desde nuestra diversidad es el principal desafío que tiene el Ministerio de Cultura y, por ello, también resulta alentador el mensaje de bienvenida de Jorge Nieto como Ministro de Cultura a los trabajadores de la institución. En él afirmó que la Cultura debe entenderse como “un activo, en primer lugar, para mejorar nuestra convivencia (…) (…) un activo para lograr seguridad, un activo para producir empleos y trabajo, un activo para mejorar nuestra vida en comunidad, para mejorar nuestra vida en común, para aprender a vivir juntos.”

Por los pasos dados hasta el momento, parece haber motivos para pensar que el Ministerio de Cultura tendrá mucha más presencia en el Consejo de Ministros y una acción intersectorial que implique el desarrollo de estrategias integrales para los complejos problemas que el gobierno debe atender. Pasos ya logrados como la aprobación por Decreto Supremo de la “Política Nacional para la transversalización el enfoque intercultural” o la “Ley de Promoción de los Puntos de Cultura”, establecen una base legal que la gestión del ministro Jorge Nieto debe ampliar y profundizar.

Si los principios y convicciones que guiaron el proceso de transferencia se mantienen durante la gestión del nuevo gobierno, podemos augurar logros importantes hacia un Perú más inclusivo, justo y solidario para el bicentenario.

 

Descripción del autor: Paloma Carpio Valdeavellano, Licenciada en Artes Escénicas por la Facultad de Ciencias y Artes de la Comunicación de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con estudios de maestría en Desarrollo Humano- Enfoques y políticas. Docente del Departamento de Artes Escénicas de la PUCP.

Entre los años 2007 y 2010 coordinó el Grupo Perú de la Red Latinoamericana de Arte para la Transformación Social. Fue gestora durante el primer año de desarrollo del Programa Cultura Viva Comunitaria de la Municipalidad de Lima y Coordinadora de Proyectos y Gestión Cultural de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura, rol desde el cual coordinó el programa Puntos de Cultura entre los años 2012 y 2015.  Recientemente, ha sido miembro de la comisión de transferencia del sector cultura. 

 

**La Asociación Civil POLITAI agradece a Paloma Carpio Valdeavellano, licenciada en Artes Escénicas  de la Pontificia Universidad Católica del Perú, por publicar su artículo en este medio. La Asociación no comparte necesariamente las opiniones del autor.

 

 

 

 

   

 

 

 
 
 
Asociación Civil Politai
Integrada por estudiantes de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú
E-mail : informes@politai.pe
Diseño web por :